Relojes de sol en Cuenca (artículo)

Relojes de sol, los eternos vigilantes del pasado

Reloj plaza Taiyo,Parque de los Principes, Cuenca ciudad
Reloj plaza Taiyo, Parque de los Principes, Cuenca ciudad
(foto de Luis E. Vadillo Sacristán)

La aparición de los relojes solares para medir el tiempo mediante la longitud de las sombras se remonta muchos siglos atrás ya que el más antiguo conocido fue hallado en Egipto hace unos 1.500 años antes de nuestra era. Lo básico para que marque correctamente la hora es que “el gnomon se sitúe en una posición paralela al eje de rotación de la tierra”, afirma el miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Amigos de los Relojes de Sol, Antonio J. Cañones. La mayor difusión de estos instrumentos se produjo durante la época romana que los extendieron por toda Europa y la antigua ciudad de Segóbriga no fue la excepción.

Los historiadores lo señalan como el más antiguo de la provincia ya que fue hallado durante la campaña de 1972 al excavar las ruinas de un pequeño templo. En la actualidad “está en el Museo Arqueológico de Cuenca” y es de piedra caliza con un tallado en su parte superior del cuadrante hemisférico con once líneas incisas que dividen la cavidad en doce partes que representan los círculos horarios. Existe una gran variedad de relojes de sol y diferentes formas de catalogarlos “como pueda ser su diseño, su utilidad, su forma, el material en que están hechos, etcétera”. Los más comunes son los horizontales, verticales, los oblicuos y los ecuatoriales, pero hay otra clasificación que se hace “según el tipo de horas que marcan como “pueden ser la horas solares normales, las horas babilónicas o las horas itálicas”.

Cañones agrega que otro de los más antiguos en la provincia de Cuenca es el que está ubicado en la fachada del Ayuntamiento de San Clemente y que está fechado en 1566. Se trata de un “reloj de sol vertical meridional de forma semicircular en el fuste acanalado de un pináculo rematado en copa y florón de la esquina sureste del edificio y sobre el friso de rosetones y medallones con figuras humanas”. En esa misma localidad hay otro reloj doble en la Iglesia parroquial de Santiago Apóstol, que es del año 1603 y grabados directamente sobre los sillares de la esquina suroeste de una capilla lateral.

En Villanueva de los Escuderos también hay otro ejemplar y en este caso es vertical meridional en la imposta izquierda del arco románico de entrada a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Está datado “en 1727, así que en cinco años cumplirá 300 años, es semicircular y excelentemente conservado aunque no está bien calculado”. El reloj solar de Mira es uno de los más destacados y se encuentra coronando la antigua puerta de poniente de la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Según los historiadores, se desconoce su fecha de construcción, aunque por los datos que manejan pudo ser colocado entre los siglos XVI y XVIII. En Villarejo Seco también podemos ver un reloj de sol vertical meridional en la Iglesia de San Julián y Santa Basilisa, que “es del año 1766, con forma de templete coronado con una cruz de hierro y policromado”.

Sisante es la población que más tiene

Cañones afirma que sin duda alguna el lugar donde hay más relojes de sol es en Sisante ya que cuenta con seis ejemplares, “cinco de ellos antiguos, uno triple fechado en 1804 y otro desaparecido”. La Asociación de Amigos de los Relojes de Sol, tiene entre sus objetivos asesorar a entidades públicas y culturales en la datación de cuadrantes y relojes antiguos. Asimismo, se encarga entre otras cosas, de “la recuperación de piezas deterioradas u olvidadas; a mantener contacto con otras asociaciones nacionales y extranjeras semejantes, intercambiando información y documentación gnomónicas”.

En la provincia de Cuenca tienen publicadas en su web fotos de 17 ejemplares, pero “en mi colección de fotografías tengo registrados 84 relojes que van desde el romano que hay en el Museo Arqueológico de la capital como más antiguo al de la Plaza Taiyo de Keiko Mataki como más moderno”. Entre los lugares donde se pueden observar destacan iglesias, conventos, ermitas, ayuntamientos, viviendas particulares o plazas y jardines, pero también en centros educativos como el IES Lorenzo Hervás y Panduro en la capital conquense. Se trata de un “reloj analemático que se construyó en mayo de 2021” bajo la dirección del profesor Antonio Pérez y la profesora María Stella Benítez, dentro de los actos que desarrollaron para conmemorar el Día de Europa.

Reloj de sol de la Plaza Taiyo

Ubicado en Cuenca capital es uno de los relojes más grandes de Europa ya que consta de un gnomon cónico de 6,72m de altura, que puede proyectar sombras en invierno de alrededor de 20 metros. Confiesa que le dio mucha alegría ver “el reloj de sol porque significaba que una entidad pública como un ayuntamiento había demostrado la sensibilidad suficiente para dedicar parte de su presupuesto a embellecer una zona de la población con un espacio lúdico a la vez que cultural, didáctico y gnomónico”. Sin embargo, “me entristeció que la misma administración que lo financió y decidió su implantación se negara en reiteradas ocasiones a su restauración”.

Una de las cosas que más le sorprendió es que en Palomera, en la Iglesia parroquial Santos Justo y Pastor, hay un” ejemplo claro de barbarismo y vandalismo hacia un reloj de sol por parte de los operarios de una compañía eléctrica. No tuvieron otro sitio mejor donde colocar “anclajes para cables y otros cuatro tornillos que en la propia superficie y otros muchos han sido dañados o tapados con cables de la luz, cables de teléfono, canalones de desagüe u otros elementos constructivos”.

Muchos no saben que hay relojes de sol portátiles, pero en este caso “la cuestión se complica un poco pues para su correcta lectura es necesario nivelarlo bien y orientarlo según la línea Norte-Sur”. De esta forma, el gnomon estará correctamente situado y hay que recordar que este tipo de instrumento “suelen llevar una brújula incorporada que, aunque marque el Norte magnético y no el Norte verdadero la desviación no es muy grande y se puede tolerar”. Cañones apunta que le gustaría catalogar más relojes de sol de la provincia de Cuenca así que “todo aquel que lo desee puede enviar fotografías de los mismos y su ubicación al correo electrónico cuadrante@gmail.com”.

 

Noticia de prensa, Antonio Gómez, La Opinión de Cuenca, 27 de febrero de 2022

 

Enlaces relacionados

"Reloj de la plaza Taiyo y Congreso Internacional de Sol en Cuenca" en esta página web
Fotos de los relojes de Cuenca en esta página web