Torre de la Parada 2

Vista de la Torre de la Parada
Vista de la Torre de la Parada

Título: Vista de la Torre de la Parada (*)

Autor: Anónimo, Escuela madrileña
Autor de la reseña: Luis E. Vadillo Sacristán, miembro de la AARS
Emplazamiento: Colección Abelló, Madrid, ES.
Tipo: Tipo: Óleo sobre lienzo, 203 x 140 cm
Fecha: circa 1670
Inscripción: "LA TORE.DE LA PARADA," (en la filacteria)

Otra información: Se observan cuatro relojes de sol verticales, dos en la fachada principal y dos en la fachada de poniente.

Juan Fernández de Gandía, estuvo al servicio de las Obras Reales durante unos 15 años a partir de 1650, siendo su primer oficio el de aparejador de carpintería del Alcázar de Madrid. Compatibilizó su ejercicio con trabajos pictóricos pues, según propia declaración, "había hecho algunas obras de pintura". En 1561 se le pagan 158.232 maravedíes "por hazer y pintar los quatro reloxes de sol de la Parada" (Archivo General de Simancas. Casa Real Obras y Bosques, leg. 312), en relación con los cuales también se cita a Alexandro Pingueta, relojero del reloj de campana del Buen Retiro entre 1635 y 1641 (en enlace: PN Relojes de sol en la Casa Blanca, Reales Sitios y otros, en esta página web).

Nótese que ya existían relojes de sol antes de hacer éstos y que, con todas las modificaciones que se hicieron en el revestimiento de la torre (entre 1637 y 1670), los primeros habrían desaparecido.

 

Torre de la Parada (detalle de 3 relojes)
Torre de la Parada (detalle de 3 relojes)

Los relojes de sol están bien engalanados como los balcones centrales. En los meridionales se añade una mitad superior decorada al rectángulo, que les da esbeltez y uniformidad con el resto de la fachada, algo que ya incluían los relojes previamente existentes. El occidental cercano a la esquina suroeste parece estar trazado sobre un águila.

---

(*) La Torre de la Parada fue un pabellón real de caza desde la época de Felipe II, construida entre 1547 y 1549 por el arquitecto Luis de Vega, estaba ubicada en los montes de El Pardo, a las afueras de Madrid, y cerca del palacio del mismo nombre. Fue ampliada y reformada en 1635 por Juan Gómez de Mora (1586-1648) y Giovanni Battista Crescenzi (1577-1635), cuya imagen corresponde a la conocida representación de Félix Castello "Torre de la Parada" (hacia 1637). Esto la convirtió en uno de los lugares de la corte española con mayor coherencia decorativa y artística.

El cuadro actual, la "Vista de la Torre de la Parada" (hacia 1670), presenta una serie de modificaciones estructurales y de revestimiento exterior que suavizaron y modernizaron mucho su aspecto, en comparación con la anterior imagen, y que tuvieron que ser ejecutadas, por orden de Felipe IV, entre 1637 y 1670. Tanto Pedro Pablo Rubens (1577-1635) como Diego Velázquez (1599-1635) trabajaron en su decoración interior. Según un inventario realizado en 1700, tras la muerte de Carlos II, se crearon un total de 176 pinturas con temática mitológica, cinegética y de animales. Es de notar el importante encargo pictórico para este singular pabellón.

Con el cambio de dinastía y en plena Guerra de Sucesión (1701-1713/15), el edificio fue saqueado por las tropas de Archiduque Carlos, nunca se reconstruyó y cayó en desuso. Los cuadros fueron trasladados paulatinamente a otras residencias reales. Actualmente apenas se conservan restos.

Enlaces relacionados

Torre de la Parada, en esta página web
PN Relojes de sol en la Casa Blanca, Reales Sitios y otros, en esta página web
Imágenes de los relojes de sol en la pintura, en esta página web

Arriba (up)