Plaza Mayor, Casa de la Panadería, reloj de sol

Plaza Mayor, Real Casa de la Panadería (detalle)
Plaza Mayor, Real Casa de la Panadería, detalle (1860-1863)

Título: Real Casa de la Panadería (plaza mayor de Madrid) (*)

Autor: Dibujante y Litógrafo José Cebrián García
Autor de la reseña: Luis E. Vadillo Sacristán, miembro de la AARS
Tipo: Litografía de 26x37 cm, 1860-1863
Emplazamiento: Libro "Historia de la Villa y Corte de Madrid" volumen 3, de José Amador de los Ríos, 1863, J. Ferré de Mena, Madrid, ES

Otra información: La litografía forma parte de los cuatro volúmenes escritos por José Amador de los Ríos sobre la historia de la Villa y Corte de Madrid. En las dos torres de la Casa de la Panadería se observan sendos relojes, el de la izquierda mecánico y el de la derecha de sol, encajados en las ventanas abuhardilladas. El reloj de sol es de forma circular, con las líneas horarias, números horarios y gnomon esbozados.

Plaza Mayor, Real Casa de la Panadería (detalle)
Plaza Mayor, Real Casa de la Panadería (1860-1863)

---

(*) La Real Casa de la Panadería se alza en el lado norte de la plaza Mayor, es uno de los monumentos más importantes que se conservan del Madrid de los Austrias. Terminada en 1619, las dos torres que la enmarcaban y un soportal de granito en la planta baja servían como características distintivas. El edificio sufrió un incendio el 20 de agosto de 1672 que lo destruyó casi por completo, después del cual se remodeló con relieves de piedra en el exterior y un nuevo plan en el interior. A partir de esa fecha, el edificio público que había servido sobre todo para fines prácticos, como centro para la distribución de pan y viviendas, empezó a llamarse palacio (1).

Además de ofrecer un centro visual para la plaza Mayor, su diseño compartimentado hacía que el edificio fuera fácil de copiar. En 1600 Cristóbal Pérez de Herrera, médico real, recordó al joven Felipe III el deseo de su padre de que la arquitectura de la Panadería se reprodujera en el resto de los edificios de la plaza, algo que se realizó en los siguientes años. Existían razones prácticas para imponer un diseño arquitectónico regular, como la necesidad de albergar a un número creciente de cortesanos en la plaza y otros lugares, pero también había asuntos simbólicos acerca del buen gobierno.

La población de Madrid crece rápidamente en aquel tiempo, en 1561, cuando Felipe II establece la Corte en Madrid, ésta tenía unos 15.000 habitantes, pasando a 100,000 hacia 1600 y alcanzando los 150,000 hacia 1685. La población de España era de 7/8 millones a finales del siglo XVI (2).

Después del incendio de 1672, como ya se dijo, reconstruyóse la Casa de la Panadería rápidamente, de 1673 a 1674, En el edificio incendiado destacaban por su ordenación vertical dos torres flanqueando la fachada, que al reconstruirla se procuró quedaran integradas con toda ella. Los balcones volados de hierro, independientes los de cada hueco en la fachada primitiva, sustituyéronse por otros corridos. En los torreones extremos sobre la cornisa, en lugar de los ojos de buey que daban luz a su interior, abriéronse balcones. A los sencillos chapiteles piramidales, de caras cóncabas, remate de los torreones, sucedieron otros más ricos y movidos, de formas ya barrocas (3).

En la Loa del auto sacramental "La viña del Señor" (1674, Pedro Calderón de la Barca) se hace referencia a los dos relojes: "...Y para que de la vida/se numeren los momentos,/para llegar à tomar/ el Pan deste Alcazar nuevo,/ Relox de sol los señale./Y por si no basta esto,/ aya de bronce Relox/que se los cuente más recio..." (4).

De los dos párrafos anteriores: en 1674 se instalan el reloj de sol y el reloj mecánico (de bronce) en los chapiteles de la Casa de la Panadería, derecha e izquierda respectivamente (inscripción en la corona dorada de la fachada: "Reynando Carlos II Gobernando doña Maryana sv madre 1674").

foto Real Casa de la Panadería, J. Laurent, detalle (1879)
foto Real Casa de la Panadería, J. Laurent, detalle del reloj de sol (1879)

Después de un gran incendio de la plaza mayor en 1790, los cambios en su reconstrucción fueron radicales, subsistiendo de la antigua plaza tan sólo la Casa de la Panadería. Su autor, don Juan de Villanueva, se atuvo a la ordenación horizontal de la fachada de ésta, corriendo sus impostas y cornisa por todo el resto y levantando pórticos adintelados sobre pilastras a la misma altura que el abierto por arcos de la Panadería. Las fachadas de todas las casas quedaron, pues, con tres órdenes de balcones (3).

Con posterioridad se han repetido en el edificio obras de remodelación interior y restauración, siendo muy conocida la realizada en 1880/1881 por Joaquín María Vega (en una placa de la fachada la inscripción: "Restaurada año MDCCCLXXXI").

En la sesión del ayuntamiento de Madrid, del 15 de noviembre de 1880, "se presentó una proposición firmada por varios concejales para que en las Casas Consistoriales, llamadas Panadería, sita en la Plaza Mayor, se coloque un barómetro aneroide [un invento de 1843] en vez del antiguo reloj de sol que hoy existe, pasando á la comisión competente"(5). Si en la restauración del párrafo anterior no estaba contemplado, varios concejales, por mor del modernismo o váyase a saber por qué, no dudan en dilapidar lo que siglos atrás loó Calderón de la Barca y que, hasta esa fecha, había sido un rasgo distintivo de la plaza mayor.

Del párrafo anterior y de otras fuentes: en 1881 desaparece el reloj de sol de la Casa de la Panadería sustituyéndose por un barómetro.

foto Real Casa de la Panadería, barómetro (2016)
foto Real Casa de la Panadería, barómetro (2016)

Referencias:

(1) "La plaza mayor y los orígenes del Madrid barroco", p. 111, Jesús Escobar, 2007, Editorial Nerea, Madrid, ES
(2) "La población española durante el siglo XVI" (http://www.artehistoria.com/v2/contextos/6596.htm)
(3) "La reforma de las cubiertas de las casas de la Plaza Mayor de Madrid", Leopoldo Torres Balbás, 1958, Editorial Maestre, Madrid, ES
(4) Pedro Calderón de la Barca en esta página web
(5) Noticias, diario "La Iberia", 16 Noviembre de 1880

Enlaces relacionados

Imágenes de los relojes de sol en la pintura, en esta página web

Arriba (up)